sábado, 27 de febrero de 2021

Proyecto de seguimiento de las grajillas con anillas de PVC; por fin conseguimos a capturar adultos! / Jackdaw monitoring project with PVC rings; We finally managed to capture adults!

 

El año pasado tratamos de empezar con un proyecto de seguimiento de las grajillas / Jackdaw (Coeloeus monedula) de varias colonias del sur de Navarra basado en el marcaje y seguimiento con anillas de pvc. Con el circo este del coronavirus no pudimos meterles mano la primavera pasada, y este año les teníamos ganas, por lo que hemos empezado con los intentos de captura ya en el mes de febrero. Las primeras intentonas han sido un fracaso total, con la bichas pasando de nuestros cebos y reclamos como si no fuera con ellas, pero por fin, esta semana hemos conseguido engañar a los primeros reproductores.

 

N5B, primer adulto de Grajilla que marcamos


Estos primeros días de sol de finales de febrero parecen haber acelerado la formación de parejas, que ya son claramente diferenciables al posarse juntas y separadas de las demás en la colonia.


Corral con 3 parejas posadas cada una en su sitio



Al posarse juntos ambos sexos, resulta relativamente sencillo identificiar al macho, más corpulento y cabezón y con el gris de la nuca mucho más marcado (Soler, 2014), diferencias que son mucho más difíciles de constatar cuando los ejemplares se mueven de manera independiente.


Pareja posados juntos; el macho a la izquierda más corpulento
y con nuca más blanca 


Pues bien, siguiendo los protocolos descritos en trabajos previos llevados a cabo en Granada (Soler et al., 1998) y Reino Unido (), tratamos de capturarlas con red niebla y búho de plástico, cepos malla y jaulas trampa con distintos cebos, fracasando en todos los casos.  Aun así no nos rendimos y como buenos tozudos que somos, continuamos en el empeño y por fin ayer el esfuerzo se vió recompensado y conseguí tunear a los miembros de dos parejas que ocupan alguno de los nidales instalados para cernícalos / Common Kestrel (Falco tinnunculus). La primer pareja se metio directa en la trampa, y en poco más de media hora tanto el mancho como la hembra habían entrado!

 

Primera pareja de grajillas adultas capturadas


Primera pareja de grajillas marcadas, macho izquierda y hembra derecha


En la segunda caja el macho también entro directo a la jaula, pero la hembra resultó ser mucho más cautelosa, y se limitó a contemplar desde un posadero próximo a su compañero dentro de la trampa, hasta que se me acabó la paciencia y decidí retirar la trampa y dejar a la pareja tranquila con tan sólo el macho marcado. Otro día será.


Macho dentro de la trampa y la hembra, lista ella, mirando desde el aspersor.


N5C segundo macho capturado


Y nada, ahora que hemos recuperado la esperanza, habrá que seguir dándole duro, a ver si conseguimos marcar las 50 parejas!

 

Soler, J. J., Møller, A. P. and Soler, M. (1998). Nest building, sexual selection and parental investment. Evolutionary Ecology, 12: 427-441.

 Soler, M. (2014). Grajilla – Corvus monedula. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Morales, M. B. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/

viernes, 19 de febrero de 2021

Nuevo proyecto de seguimiento del pito real ibérico (Picus sharpei) / A new monitoring project with the Iberian Green Woodpecker (Picus sharpei)

El pico verde / Green Woodpecker (Picus viridis) tiene una amplia área de distribución que abarca buena parte de Eurasia. Dentro de este territorio, tradicionalmente se distinguían 4 subespecies: P. v. viridis, de Gran Bretaña a Rusia; P.v.karelini en Italia, los Balcanes, el Cáucaso y el suroeste de Turquía;  P.v.innominatus restringido al suroeste de Irán y P. v. sharpei en la península ibérica  y sur de Francia (Winkler y Christie, 2002). Sin embargo, los trabajos de Pons et al (2011 y 2019) confirmaron que esta última subespecie estaba lo suficientemente diferenciada genéticamente del resto como para ser considerada una especie diferente, pasando a denominarse pito real ibérico / Iberian Green Woodpecker (Picus sharpei)


Macho de pito real ibérico fotografiado por el amigo Eduardo Blanco


Navarra constituye el límite norte de su área de distribución y es uno de los puntos donde podría llegar a contactar con el Pito real (P.viridis), especie que ya ha sido detectado en el extremo norte de la Comunidad Foral (Senosiain, 2018). Este hecho, unido al notable gradiente de hábitats existente en la región, hace que sea un lugar muy adecuado para plantear un seguimiento de la misma a largo plazo. Al tratarse de una especie relativamente común, no supone una de las prioridades de los organismos oficiales, por lo que, David Campión, Alfonso Seonsiain, Alberto Lizarraga y un servidor, una vez más, nos pondremos a la faena en nuestro tiempo libre. 


Y otra foto de Eduardo, esta vez la hembra

Como primer paso, nos hemos propuesto describir la gran plasticidad que esta especie muestra a la hora de nidificar, con nidos ubicados en una gran variedad de especies de árboles e incluso taludes de tierra y a alturas que van de los 50 cm del suelo a los más de 15 m de altura. Para esta labor, nos será de gran utilidad la colaboración de la comunidad de pajareros locales, ya sea comunicándonos la ubicación de nidos concretos o simplemente pasándonos la ubicación de los contactos con individuos durante el periodo comprendido entre marzo y agosto.


Nido periurbano en Burlada fotografiado por el amigo Rajen


Pollo macho del nido de Burlada


A partir de estos contactos trataremos de visitar las zonas para localizar y caracterizar el árbol donde se encuentre el agujero que estén ocupando y, cuando sea posible, hacer un seguimiento de la reproducción. Cualquiera puede contactar conmigo tanto por email (diegovillanua@yahoo.es) como por Whatsapp (615050097) y, aunque no tenemos perras, prometo pagar una birra a todo aquel que colabore e incluso un pintxo al que nos proporcione la ubicación de un nido ocupado!




Lo dicho, os están esperando!
(A Rajen cocacola, que aún es demasiado joven)


Y eso es todo por ahora, otro tajo más en el que nos metemos! A ver si se da bien la primavera y vamos aprendiendo algo de este bicho tan elegante!


Volando a la búsqueda de pitos verdes!



Pons, J.M., Olioso, G., Cruaud, C. and Fuchs, J. (2011) Phylogeography of the Eurasian Green Woodpecker (Picus viridis). J Biogeogr 38: 311–325


Pons, J.M., Masson, C., Olioso, G. and Fuchs, J. (2019)Gene fow and genetic admixture across a secondary contact zone between two divergent lineages of the Eurasian Green Woodpecker Picus viridis. Journal of Ornithology 160: 935–945


Senosiain, A. (2018). Nuevo taxón en Navarra? Observaciones de Picus viridis viridis en Navarra. II Congreso de Ornitología de Navarra, Octubre 2018.


Winkler, H. & Christie, D.A. (2002) Family Picidae (woodpeckers). Handbook of the birds of the world, Vol. 7. Jacamars to woodpeckers (ed. by J. Del Hoyo, A. Elliot and J. Sargatal),

pp. 296–555. Lynx Edicions, Barcelona.


domingo, 14 de febrero de 2021

La ciencia ciudadana y el seguimiento de los mamíferos; la aplicacion para el movil iMammalia / Citizen science and mammals monitoring; iMammalia movil app



El tema este de la ciencia ciudadana se ha puesto muy de moda en los últimos años. Al final no es más que un nombre rimbombante para la colaboración desinteresada que muchas personas llevamos realizando desde hace años en forma de catalogación de árboles o censos de aves, mariposas y orquídeas entre otros. Pues bien, el caso es que con los medios actuales, estas colaboraciones han tomado un papel más importante, y para algunos grupos como las aves comunes, ya suponen una pieza clave en su monitorización tanto a nivel de abundancia (programas SACRE, NOCTUA o SACIN de SEO/Birdlife) como de distribución (plataforma Ebird).

En el caso de los mamíferos, este desarrollo va un poco más despacio, debido en buena medida a la dificultad que entraña la detección de estas esquivas especies de hábitos predominantemente nocturnos y cuya presencia a menudo se revela tan sólo por la presencia de sus huellas, que no siempre son fáciles de identificar. 



El zorro es uno de los carnívoros más comunes y conocidos por todo
el mundo, por lo que es perfecto para los trabajos de ciencia ciudadana


Lo mismo sucede con las huellas que pueden fotografiarse y subir a iMammalia
para ser verificadas por expertos. Mejor poner una moneda como referencia de tamaño!


Las madrigueras pueden ser más confusas, a no ser que
como esta, tengan el panal en la puerta que delata al tejón


Los animales atropellados, como esta nutria, también son
una fuente muy valiosa de información. Esos sí,
cuidado al detener el coche y bajar para hacer la fotografía!


Las especies comunes, como los conejos, también merecen ser registradas!


Sorprendentemente, de algunas especies aparentemente conocidas
como las ardillas rojas hay muy poca información, por lo que
su registro en iMammalia es de gran utilidad


Pues bien, de cara a dar un empujón en este campo, se ha creado la plataforma iMammalia (https://european-mammals.brc.ac.uk/en/home) la cual permite, gracias a una aplicación de descarga gratuita para el móvil, registrar, almacenar y enviar los contactos con mamíferos o sus indicios obtenidos en nuestro día a día. Esta herramienta tiene varias ventajas que voy a exponer a continuación.


  1. Por una parte, tiene una presentación en el móvil muy sencilla e intuitiva que permite registrar el contacto georeferenciado y con la fecha y la hora exactas en menos de un minuto.



Pantalla de inicio.
Aquí hay que pulsar "+" para registrar la cita


Una vez hecho eso, nos aparece esta pantalla en la que
vamos seleccionando las opciones de los desplegables


Está la opción de añadir una fotografía,
aunque no es imprescindible. Una vez finalizado
basta con dar a terminar y la cita queda registrada.


  1. No requiere tener unos grandes conocimientos sobre mamíferos, ya que los registros son revisados por un comité de expertos que, en caso de error, se ponen en contacto con la persona que ha tomado el dato explicándole cual es la identificación correcta y porqué.

  2. Permite tener almacenados y fácilmente accesibles nuestros datos, a modo de cuaderno de campo virtual.

  3. Los datos remitidos se incluyen en la base de datos internacional GBIF (Global Biodiversity Information Facility), de manera que nuestro trabajo tiene una utilidad real en el conocimiento y conservación de la biodiversidad.


Resumiendo, que no cuesta nada y aporta mucho. Ahora sólo tenemos que coger el hábito de, cuando veamos esa huella de tejón en el charco, esa letrina de gineta en el puente, o ese erizo atropellado, sacarle una fotografía con el móvil y subirla a iMammalia. ¡Merece la pena!


Y si vemos una huella de gato de más de 5 cm de radio
hay que sacar la foto, pero sin dejar de buscar alrededor
a ver si vemos al dueño!


El dueño


domingo, 31 de enero de 2021

La noche de las lechuzas campestres / The Sort Eared Owl´s night

El seguimiento de las rapaces nocturnas es bastante más limitado que el existente para las diurnas y, en general, se concentra en las poblaciones reproductoras (Zuberogoitia et al. 2020). Sin embargo, las poblaciones norteñas de lechuza blanca /Barn Owl (Tyto alba), búho chico /Long-eared Owl (Asio otus) y lechuza campestre / Sort-eared Owl (Asio flammeus) realizan importantes movimientos migratorios o nómadas (Mikkola, 1983), pasando un periodo de tiempo importante en nuestras latitudes.

Lechuza campestre, uno de los búhos con mayor distribución mundial,
pero super especial

De cara a tratar de ir recopilando algo de información de estas poblaciones, hace ya varios años que, a la monitorización de las poblaciones reproductoras de rapaces nocturnas, añadimos los muestreos durante todo el año con redes niebla y reclamo. Las capturas suelen ser muy bajas, y en general, se limitan a uno o dos ejemplares de lechuza blanca, y con muchas sesiones de vacío.  Sin embargo, la otra noche se alinearon los astros y sin esperarlo, nos encontramos con 7 campestres y 2 blancas en menos de 4 horas de muestreo.

Comenzamos en Arróniz, con David, Juan Mari e Ismael, montando las redes un poco por ver la metodología con este último compañero, pero cuando en 5 minutos ya teníamos la primera lechuza blanca, decidimos prolongar el muestreo durante 2 horas.



Ismael con la primera de las blancas en Arroniz


Hicimos bien, ya que en este tiempo capturamos otra blanca y 3 campestres nada menos! Y eso que aún nos quedó la mosca detrás de la oreja por un búho real / Eagle Owl (Bubo bubo), que cruzó volando dirección a una de las redes pero que no cayó!

 

David, Juan Mari y yo con la primera de las campestres

La segunda blanca de Arroniz

Y las otras dos, además macho (derecha) y hembra (izquierda) para comparar

Y joven (izquierda) y adulta (derecha)

Límite de muda con luz normal

Y con luz ultra violeta de los chinos


Con el morro torcido por no poder seguir más tiempo, recogimos y nos fuimos para casa a ejercer de padres ejemplares, pero a las 5 de la mañana, y sin apenas haber pegado ojo, me levanté y me fui a montar dos redes a 3 kilómetros de mi casa. ¡Qué acierto! A las 5:45 estaba sacando la campestre, a las 6:30 otras dos capturadas a la vez en la misma red y a las 7:00 una cuarta. ¡4 campestres en 2 horas y junto a casa!   


Campestre de las 5:45

Doblete de campestres de las 6:30

Y campestre de las 7:00


Pues eso, que hay noche tremendas en las que todo te sale redondo. Eso sí, el café generoso!

 

Mikkola, H. (1983). Owls of Europe. T. & A. D. Poyser, Calton.

Zuberogoitia, I., Laso, M., Egunez, A., Azkona, A., De Juan, S., González de Buitrago, C., Belamendia, G., De Siria Apaolaza, R., Gracianteparaluceta, A., Aguirre, I. Fuente, N., Gómez, J., López, E., López de Armentia, J., López de Luzuriaga, J., Malo, D., Manzano, J., Martínez, I., Ocariz, J.I., Prats, S., Santos, R. and Webster, B. (2020). Nocturnal bird surveys of the Basque Country, 2018. Munibe, Cienc. nat. 68, 2020

lunes, 25 de enero de 2021

Mejor en colonias de árboles que aislados en edificios, nuevo artículo sobre la población reproductora de cigüeña blanca en Navarra / Better in colonies of trees than isolated in buildings, a new paper about the breeding population of white stork in Navarre

La cigüeña blanca / White Stork (Ciconia ciconia) es una de las especies más conocidas por el público en general. Su fácil identificación junto con su estrecho vínculo con los ambientes humanizados hace que todas las personas sepan reconocerlas perfectamente y que estén muy presentes en la cultura y folclore de toda Europa.  Durante el siglo XX, sus poblaciones disminuyeron drásticamente (Molina & Del Moral, 2005), para recuperarse en las últimas décadas de la mano de la llegada del cangrejo rojo americano / red swamp crayfish (Procambarus clarkii) (Negro & Garrido-Fernández, 2000) y su capacidad para aprovechar los recursos de los vertederos  (Tortosa et al., 2002). Con esta recuperación, se ha producido cierto desinterés por la especie, sin que haya habido un censo estatal desde hace más de 15 años. Como a nosotros las especies barrio bajeras son las que más nos gustan, llevamos ya varios años dedicándoles algo de atención; Daniel y Juan Mari anillando los pollos de varias colonias, Ricardo y Jesus Mari leyendo anillas en culebrete...y fruto de estos seguimientos hemos ido sacando algunos artículos científicos (Resano-Mayor et al., 2016; Arizaga et al 2018). Pues bien, justo esta semana acaba de salir publicado on line (http://www.aranzadi.eus/2021-volumen-69) nuestro último trabajo con esta especie (Barbarin et al., 2021)  en el cual describimos el censo de cigüeñas reproductoras de Navarra y las características de los emplazamientos de sus nidos, comparando esta información con la existente desde 1960.  

Uno de los 3 nidos en árbol de Mendigorría


Como resultados más llamativos hay que destacar el claro incremento de su población, superando las 700 parejas y los marcados cambios en cuanto a ubicación de nidos. Así pues, mientras que en la segunda mitad del siglo pasado la práctica totalidad de los nidos estaban en edificios y no había colonias (Lizarraga, 1989), en la actualidad los árboles son el sustrato más frecuentemente elegido para construir los nidos (49% de los nidos) y la mayoría de parejas se encuentra formando colonias (86.3% de los nidos), algunas de hasta 97 nidos! También sorprende el uso que hacen nuestras cigüeñas de los cortados para nidificar, comportamiento muy raro en el resto de las poblaciones de la península salvo en las de la costa portuguesa del Algarve. 


Los nidos en árboles constituyen un 49% de los nidos en Navarra


Los edificios el 28.8 %

Los cortados el 10%


Los tendidos eléctricos el 6.9%



El resto de soportes, catenarias, grúas, chimeneas
suponen un 5.3%


Los nidos en las antiguas chimeneas son un clásico



Y esta ha sido nuestra pequeña aportación al conocimiento de esta especie, que no por común, es menos interesante. 



Arizaga, J., Resano-Mayor, J., Villanúa, D., Alonso, D., Barbarin, J. M., Herrero, A., Lekuona, J. M., Rodríguez, R. 2018. Importance of artificial stopover sites through avian migration flyways: a landfill-based assessment with the White Stork Ciconia ciconia. Ibis 160: 542-553

Barbarin, J.M., Alonso, D., Arizaga, J., Resano-Mayor, J., Arranz, D. and Villanúa, D. 2021. Breeding population trends and recent changes in the nesting behaviour of the White Stork Ciconia ciconia L., 1758 in Navarre, north of Spain. Munibe, Cienc. nat. 69: 7-20

Lizarraga, J. L. 1989. Evolución de la población de cigüeña blanca en Navarra (1960-1969). Gorosti 6: 20-27.

Molina, B., Del Moral, J. C. 2005. La cigüeña blanca en España. VI Censo internacional (2004). SEO-Birdlife, Madrid

Negro J.J., Garrido-Fernández J. 2000. Astaxanthin is the major carotenoid in tissues of White Stork (Ciconia ciconia) feeding on introduced crayfish (Procambarus clarkii). Comparative Biochemitry and Physiology Part B 126: 347-352. 

Resano-Mayor, J. Barbarin, J. M., Alonso, D., Fernández-Eslava, B., Villanúa, D. Lekuona, J. M., Rodríguez, R., Arizaga, J. 2016. Initial data concerning movements of White Storks Ciconia ciconia L., 1758 ringed as nestlings in Navarre: 2012-2015.  Munibe, Ciencias Naturales 64: 121-133.

Tortosa, F. S., Caballero, J. M., Reyes-López, J. 2002. Effect of rubbish dumps on breeding success in the white stork in southern Spain. Waterbirds 25: 39-43.

sábado, 16 de enero de 2021

Censo de Milanos reales invernantes en Navarra / Census of wintering Red Kites in Navarra

Para mí, el Milano real / Red Kite (Milvus milvus) es una de las especies más representativas de Navarra. De hecho, a pesar de estar catalogado como en peligro de extinción, sigue siendo todavía común como reproductor en la mitad norte de la Comunidad Foral, donde se alcanza una de las densidades más altas de la península Ibérica (Molina, 2015). Además, durante el invierno, un importante número de ejemplares procedentes del norte, centro y este de Europa recalan en Navarra para pasar los meses más fríos, y un nutrido grupo de voluntarios, coordinados por el amigo Juan Ignacio Dean, salimos a censarlos en los dormideros comunales. Toda la información acerca de este seguimiento está estupendamente recogida en el blog que se creó hace ya varios años http://milano-real.blogspot.com/ y en el que se van subiendo periódicamente tanto los resultados de censos como las noticias relacionadas con la especie.


Milano real en un dormidero de la cuenca de Pamplona

Evolución de la población invernante de milanos (J. Dean)

Como el pasado fin de semana la amiga Filomena nos impidió hacer el censo simultáneo, lo hemos realizado este sábado 16 de enero, disfrutando de una tarde de auténtico lujo asiático! Yo suelo censar el pequeño dormidero de Mendigorría, pero como este año no se ha formado o no lo he sabido localizar, me he ido a echar una mano cubriendo el que la amiga Vanesa Alzaga y los guardas de Estella localizaron este invierno entre Estenoz y Villanueva de Yerri. Como este dormidero es bastante cómodo de controlar, me he llevado puestos a mis dos hijos, Oroel y Marco, que han puesto todo el interés en la búsqueda de los milanos.


Mis hijos prospectando el dormidero inicial

Aún no eran las 16:00 cuando ya estábamos en el punto de observación y teníamos los primeros milanos posados en los chopos donde me había dicho el amigo David Arranz. Unos minutos más tarde, un joven paseante con su perro ha hecho acto de presencia, cruzando justo por donde estaban posados los milanos sin que nosotros pudiésemos hacer nada, con la consiguiente desbandada de los mismos e indignación de mis hijos.

El paseante con perro y camiseta fosforescente
que involuntariamente nos la ha liado parda

Milano recién levantado por el paseante


Tras este incidente, los milanos se fueron repartiendo por distintos árboles más alejados; chopos, robles e incluso algunos almendros junto al pueblo, dificultando bastante el control. Pasado un rato, fueron llegando más milanos hasta alcanzar la cifra máxima de 67 ejemplares pocos minutos antes del ocaso. 

Fotos sobrevolando Estenoz de camino al dormidero

Justo cuando ya nos dábamos por satisfechos, un vecino enseñando a conducir a su hijo fue conduciendo directo al cogollo del dormidero dándole al claxon, con el consiguiente revuelo terrible de todos los milanos, que se volvieron a posar, ya sin luz, en varios grupos de árboles entre Villanueva, Muez y Estenoz. Una locura vamos! pero bueno, así estuvimos más entretenidos con los críos y aun con todo, pudimos hacer una estima bastante decente del número de milanos del dormidero. Ahora a esperar a que Juan recopile los datos de la gente y a ver qué cifra total sacamos para Navarra.


Parte del enjambre de milanos levantados justo en el ocaso

Unos censadores con estilo propio


Molina B. (2015). El milano real en España, III Censo Nacional, población invernante y reproductora en 2014 y método de censo. SEO/Birdlife, Madrid.