domingo, 28 de agosto de 2022

Las carracas (Coracia garrulus) de los nidales de Aterpeak / The European Rollers (Coracia garrulus) from the Aterpeak nest boxes

  

En el año 2007, el Gobierno de Navarra comenzó un programa de control de los topillos en la mitad sur de Navarra basado en la monitorización de sus poblaciones y la instalación de nidales artificiales del proyecto Aterpeak (https://www.aterpeak.eco) para lechuza / Barn Owl (Tyto alba) y cernícalo vulgar / Common Kestrel (Falco tinnunculus) (Paz-Luna et al., 2020). Este trabajo ha conseguido que, a diferencia de lo sucedido en otras zonas de España, las poblaciones de estas especies se hayan mantenido o incluso aumentado en Navarra (Delgado-Martín, 2021), pero además ha permitido que otras especies, como la carraca / European Roller (Coracia garrulus), aumenten su presencia en la región al ocupar los nidales para cernícalo.

La primera nidificación en estos nidales la confirmamos en 2014, y desde entonces, cada año han ido poco a poco apareciendo en más zonas, casi siempre utilizando estos nidales para criar.

 

Carraca fotografiada por el amigo Marcelino Sestayo
en un nidal modelo Aterpeak



Aún así, sigue siendo una especie muy escasa en Navarra y hay que ser muy cuidadoso con ella, ya que en nuestras latitudes, cada pareja cuenta. Digo esto porque, al tratarse de un ave escasa y de llamativos colores, es en ocasiones objetivo de coleccionistas de “rarezas” o “fotos cromo” que se dejan llevar por su pasión y no respetan las distancias mínimas en sus observaciones o sus intento de conseguir una foto trofeo. Y en dos ocasiones me ha tocado comprobar cómo se perdía la nidada en un caso y como incluso desaparecía el nidal en el otro tras difundirse en las redes sociales su presencia en una ubicación concreta. Por suerte, estas son las anécdotas, y cada año, varias parejas consiguen sacar adelante entre 4 y 6 pollos que llenaran de color nuestros secanos.


Pollos en uno de los nidales ocupados en 2022

  

A menudo comparten territorio con alcaudones meridionales

Los nidales ocupados eran de modelo de cernícalo (https://www.aterpeak.eco/tienda-online/cernicalo-vulgar/) y estaban colocados siempre con orientación sureste, a más de 3 m de altura, tratando de evitar el acceso a depredadores terrestres y colocados tanto en edificios como en postes o incluso en árboles.

 

Caja ocupada instalada en un poste


Caja ocupada instalada en un corral abandonado y fotografiada
por el amigo Eugenio Montelio

 

A pesar de ser un número todavía bajo, la evolución del patrón de distribución de la especie en estos años induce a pensar que se distribuye de forma agregada, expandiéndose en “mancha de aceite”, de manera que las nueva nidificaciones suelen estar a menos de 1 km de otra caja ocupada en años anteriores. Como los huecos para nidificar son escasos y hay mucha competencia con cernícalos vulgares, cernícalos primillas / Lesser kestrel (Falco naumanni), mochuelos / Little Owl (Athene noctua) y grajillas / Wester Jackad (Coloeus monedula), hacen falta muchas cajas para que alguna le llegue a la carraca, así que nada, habrá que seguir colocando nidales!

 

 

Delgado-Martín, M. (2021). Estudio de la composición de rapaces y córvidos en unos agrosistemas de la mitad sur de Navarra. TFG. Ciencias Ambientales, Facultad de Ciencias Universidad de Alcalá.

Paz-Luna, A., Bintanel, H., Viñuela, J. and Villanúa, D. (2020).Nest-boxes for raptors as a biological control system of vole pests: High local success with moderate negative consequences for non-target species. Biological Control, 146: 104267

miércoles, 24 de agosto de 2022

Marcando picamaderos negros (Dryocopus martius) en el Parque Natural del Gorbea / Tagging Black Woodpeckers in Gorbea Natural Park

 

El picamaderos negro / Black Woodpecker  (Dryocopus martius) es el pícido más grande de Europa (Gorman, 2011) y un pájaro totalmente espectacular. El contraste del plumaje negro puro con el capirote rojo y ese pico y ojo blancos sobran para que destaque sin necesidad de más florituras ni adornos.

Es como el arte románico, simple pero súper bonito. Presenta una amplia distribución, desde España hasta Japón (Gorman, 2011), ocupando bosques maduros tanto de caducifolias (Camprodón et al., 2007) como de coníferas (Olano et al., 2015). La península ibérica constituye el límite suroeste de su distribución mundial (Gorman, 2011), lo que dota a nuestra población de un valor extra. Hasta hace no muchos años, la población ibérica estaba formada por dos núcleos separados, uno en Pirineos y otro en la Cordillera Cantábrica, sin conexión aparente (Gainzarain y Fernández-García, 2013). Sin embargo, la progresiva maduración de los bosques, ha permitido que la especie se expanda hacia el oeste de los Pirineos, colonizando Euskadi hasta llegar a conectar ambas poblaciones (Gainzarain y Fernández-García, 2013). Pues bien, en esta zona de reciente colonización, los amigos Guipuzkoanos han estado radiomarcando pollos de picamaderos negro dentro del proyecto HABIOS (https://www.habios.eu/ ) con resultados interesantes en cuanto a dispersión, supervivencia y causas de muerte de este grupo de edad. Sin embargo, hasta ahora no se habían lanzado a la captura y marcaje de los adultos. La oportunidad de comenzar con esta nueva fase surgió esta primavera en el Parque Natural del Gorbea, donde los guardas de medio ambiente localizaron un territorio en una masa de hayedo maduro muy accesible y especialmente interesante desde el punto de vista de monitorización de la especie. Pues bien, como nosotros hemos ido adquiriendo bastante experiencia en la captura de pícidos en hayedos a gran altura (Campión et al., 2020) y teníamos listo el material necesario, el amigo Txema Fernández, se puso en contacto conmigo para ver si podíamos hacer una primera prueba para comprobar si la metodología de captura de los picos dorsiblancos con redes en altura era aplicable al picamaderos negro. Como tengo mucho vicio, me faltó tiempo para pillarme un día de vacaciones y escaparme al Gorbea para hacer la prueba.

Justo amanecía cuando Txema y yo estábamos ya llegando al territorio y para las 8:30 de la mañana teníamos montadas 3 redes a 9 metros de altura en el pasillo por donde pensábamos que iban a cruzar los negros de camino al nido con las primeras cebas para los pollos.

 

Con las redes en altura listas

Tras esto, nos alejamos unos metros para no interferir y esperar a que llegasen Estrella, Guarda del Parque del Gorbea, y Marcos, anillador que estaba realizando unas prácticas en el parque, para realizar juntos la primera revisión a las 9:00. Mientras esperábamos, empezamos a escuchar a los adultos por los alrededores, aunque no parecían entrar al nido. Viendo esto, a la revisión de las 9:00 íbamos sin demasiada tensión, tan sólo por cumplir con el protocolo de seguridad que requiere de la revisión cada 30 minutos. Sin embargo, nos tocó la lotería ya con el primer número, y en nuestras redes nos encontramos un pollo hembra de picamaderos negro y una hembra adulta de pito real ibérico / Iberian Green Woodpecker (Picus sharpei)!

El sprint hasta la red fue de olimpiada y el subidón de adrenalina tremendo!

Rápidamente, sacamos ambos pájaros, subimos de nuevo las redes y nos alejamos para procesar ambos pájaros.

 

Sacando al pollo de la red


Y midiendo la hembra de Sharpei

 

Además de la toma de medidas biométrica y el marcaje con anilla metálica oficial, al picamaderos negro le colocamos también anillas de color que permitirán su identificación a distancia sin necesidad de recapturarlo.

Anillas de color para identificar al ejemplar a distancia

 

Tras liberarlos, fuimos a revisar de nuevo las redes, ahora sí con más nerviosismo, y de nuevo, vuelco al corazón, una hembra adulta de negro y un macho adulto de pito real ibérico!


Sacando a la hembra adulta
de picamaderos negro


Y con el macho de Sharpei

Si el pollo de negro ya era espectacular, la hembra adulta ya ni te cuento! Un pedazo bicharraco que te hacía sangre a cada golpe de pico mientras lo sacabas de la red!

Al igual que con los primeros, nos retiramos dejando las redes abiertas una última media hora mientras procesábamos ambos pájaros.

Bicharraco tremendo!


Y con un picarro alucinante!

Tras liberarlos, volvimos para revisar por tercera vez y retirar ya las redes, sin que en esta ocasión tuviésemos ningún pájaro enganchado. Habría sido ya demasiado!

Total, que en menos de dos horas, sin usar en ningún momento ningún reclamo, dos picamaderos negros y dos verdes ibéricos! Parece que sistema no sólo funciona con los dorsiblancos!

 

Txema segundos antes de liberar a la hembra adulta

Estrella y Marcos con la protagonista de la jornada

 

Campión, D., Elosegi, M.M., Cabodevilla, X. and Villanúa, D. 2020. A method for capturing and GPS tracking breeding White-backed Woodpeckers Dendrocopos leucotos, Bird Study, DOI: 10.1080/00063657.2020.1811202

Camprodón, J., Campión, D., Martínez-Vidal, R., Onrubia, A., Robles, H., Romero, J. L. and Senosiain, A. 2007. Estatus, selección del hábitat y conservación de los pícidos ibéricos. En Camprodón, J. y Plana, E. (Eds.): Conservación de la biodiversidad y gestión forestal. Su aplicación en la fauna vertebrada, pp. 391-434. Universidad de Barcelona. Barcelona

Gainzarain, J. A. and Fernández-García, J. M. 2013. Black woodpecker Dryocopus martius (L., 1758) recent range expansion leads to the coalescence of the two former distribution areas in northern Spain. Munibe Ciencias Naturales, 61: 103-115.

Gorman, G. 2011. The Black Woodpecker. A Monograph on Dryocopus martius. Lynx Edicions. Barcelona.

Olano, M., Aierbe, T., Beñaran, H., Hurtado, R., Ugarte, J., Urruzola, A., Vázquez, J., Ansorregi, F., Galdos, A., Gracianteparaluceta, A. y Fernández-García, J. M. 2015. Black woodpecker Dryocopus martius (L., 1758) distribution, abundance, habitat use and breeding performance in a recently colonized region in SW Europe. Munibe Ciencias Naturales, 53: 49-71.

 


lunes, 30 de mayo de 2022

Azor, aguilucho cenizo y cernícalo vulgar, ultimas recuperaciones de ejemplares tratados en el centro de recuperación / Goshawk, Montagu's Harrier and Common Kestrel, latest recoveries of specimens treated in the recovery center

El anillamiento de las aves atendidas en los centros de recuperación de fauna silvestre es una práctica muy común que puede aportar información muy interesante con una inversión mínima. Además, como buena parte de las aves atendidas son de gran tamaño (rapaces y ardéidas), resulta más común que la gente las encuentre muertas y tramite la anilla. A lo largo de esta primavera me han llegado 3 recuperaciones de aves que tratamos en Ilundain.

La primera fue un cernícalo vulgar / Common Kestrel (Falco tinnunculus) que había ingresado en el centro en junio 2020 como pollo desnutrido y que, tras alcanzar el desarrollo adecuado, fue liberado en el valle de Aranguren por los Guardas de Medio Ambiente de la Demarcación de Pamplona en agosto de 2020. Pues bien,  los Guardas de esta misma Demarcación lo han encontrado muerto en Pamplona consecuencia de un traumatismo indeterminado este mes de mayo de 2022. Parece que el ejemplar consiguió reinsertarse en el campo y que apenas se desplazó unos kilómetros desde el punto de liberación.


Pollo de cernícalo ingresado en el centro de recuperación como pollo


Cernícalo liberado en Idoate tras su recuperación


Punto de liberación en 2020 y de recogida en 2022

La segunda ha sido un azor / Goshawk (Accipiter gentilis) que ingresó en el centro el febrero de 2015 como ejemplar euring 5 procedente de Egillor como consecuencia de un golpe contra un cristal que le ocasionó un traumatismo cráneo encefálico importante. Tras un ingreso de 3 semanas, el ejemplar pudo ser liberado en Ororbia. 7 años más tarde, el amigo David Campión lo ha encontrado muerto y parcialmente carroñeado en una campa del pueblo de Egillor. Resulta llamativo como, a pesar de ser liberado a 20 km del punto donde se recogió, el ejemplar habría vuelto a Egillor para reproducirse.

Azor euring 5 en en momento de ingreso
en el centro de recuperación

El mismo azor encontrado muerto 7 años
después de su liberación tras se recuperado

Punto de liberación en Ororbia en 2015 y de recogida en 2022

Y la tercera ha sido un macho de aguilucho cenizo / Montagu´s Harrier (Circus pygargus) que fué recogido como pollo de 2 semanas en un nido cosechado en Lerín en la primavera de 2019 y liberado en el mismo municipio en el mes de agosto del mismo año. Este ejemplar fue encontrado muerto por atropello en la carretera NA-601 el 09 de mayo de 2022 por el amigo Alberto Lizarraga. Una vez más, la distancia hasta el punto de liberación era de pocos kilómetros.

Pollo de aguilucho cenizo pollo similar al ingresado en 2019

Aspecto que tendría el ejemplar antes de ser atropellado en 2022

Punto de liberación al sur de Lerín en 2019 y de atropello en 2022

No son más que tres anécdotas, pero da mucha alegría cuando te confirman que los cuidados que les prestaste a estas aves les permitió reincorporarse al medio.


domingo, 24 de abril de 2022

Nuestra grajilla NF8 se muda de casa / Our Jackdaw NF8 changes house

 

Hace ya varios años que comenzamos con un proyecto de seguimiento de la población de grajilla / Western Jackdaw (Coloeus monedula) en Navarra mediante el marcaje con anillas de lectura a distancia. A pesar de que la captura de ejemplares adultos nos ha resultado más complicada de lo que esperábamos, alguno hemos sabido engañar y poco a poco vamos obteniendo las primeras lecturas. Hasta ahora, todas las habíamos conseguido nosotros mismos en el seguimiento de las colonias y siempre habían sido la confirmación de que los adultos seguían reproduciéndose en la misma colonia donde los marcamos, lo cual es interesante pero aporta poco más que un dato de supervivencia.

 

El amigo David Arranz con un pollo de grajilla de Sancho Barón

 

Sin embargo, el pasado 13 de abril, el amigo Eugenio Montelio me escribió para comentarme que había conseguido fotografiar una grajilla con anilla de PVC blanco con la inscripción NF8 metiendo material en una caja nido cercana a Azagra. Como todas nuestras grajillas empezan con la N de Navarra, estaba claro que era nuestra, y como en Azagra no habíamos marcado ninguna, estaba claro que se trataba de un ejemplar desplazado. Lo lógico era pensar que se tratase de algún individuo marcado como pollo en alguna colonia de otro pueblo cercano, lo cual era interesante por ser la primera lectura de un pollo. Sin embargo, la alegría fue aún mayor al confirmar que era una grajilla capturada con jaula trampa por David Arranz y datada como adulto euring 6 de sexo desconocido en marzo de 2021 en la colonia del Caserío de Sancho Barón de Falces!

Grajilla NF8 anillada como adulto en San Barón y relocalizada 
por el amigo Eugenio Montelío criando en Azagra

 

Entre el punto de anillamiento y el de lectura hay poco más de 15 km en línea recta, pero resulta super interesante comprobar como un adulto reproductor abandona una colonia en un corral y rodeada de cereal y barbechos para irse a criar a un nidal artificial aislado colocado en un poste rodeado de viñedos emparrados. Si es que los bichos siempre te sorprenden!

sábado, 26 de marzo de 2022

Grullas, flamencos, tarros, corzos, cabras montesas y demás bicherío por el entorno Gallocanta / Cranes, Flamingos, Shelducks, Roe deer, Iberian Mountain Goats and other bugs around the Gallocanta environment

La laguna de Gallocanta es uno de los humedales más importantes de la península ibérica e incluso de Europa. Además de Reserva Natural, está catalogada como Z.E.C. (Zona de Especial Conservación) y Z.E.P.A. (Zona de Especial Protección para las Aves) y está incluida en la lista RAMSAR  (Humedales de Importancia Internacional).  Se localiza a caballo entre las provincias de Zaragoza y Teruel, ocupando terrenos de los municipios de Bello, Berrueco, Las Cuerlas, Santed, Tornos y, como es lógico, Gallocanta, y con sus casi 2.000 has, es una de las lagunas endorreicas más grandes de Europa. Aunque son muchos sus valores naturales, las grullas / Common Crane (Grus grus) son las que la hacen conocida en todo el mundo. (más información en https://www.aragon.es/-/reserva-natural-de-la-laguna-de-gallocanta.)

Grullas con Gallocanta al fondo


Desde mediados de octubre y hasta mediados de marzo, Gallocanta acoge un número variable de grullas que, utilizan el entorno de la laguna como punto de descanso para continuar su ruta hacia las dehesas del sur de España o como cuartel de invernada. Las cifras más elevadas suelen darse a finales de febrero, cuando las grullas comienzan su migración hacia el norte y buena parte de las que han invernado en las dehesas extremeñas, manchegas y andaluzas se concentran en Gallocanta antes de lanzarse a cruzar el Pirineo.

 

Teniendo esto en cuenta, preparamos unos días de vacaciones con unos amigos para la última semana de febrero. Como nos movemos con niños y tenemos cierta edad, decidimos alquilar una casa rural en el cercano pueblo de Lechago, muy cómoda, grande, limpia y con un futbolín que hizo mucho más amenas las esperas hasta la cena.  (https://casaruralelchopocabecero.blogspot.com/ )

 

Futbolín de la casa rural 

"Chopos Cabeceros" típicos de la cuenca del Jiloca y que 
dan nombre a nuestra casa rural

Además, los alrededores del pueblo de Lechago nos regalaron alguna observación inesperada de cabra montés / Iberian Wild Goat (Capra pyrenaica) o piquituertos / Common Crossbill (Loxia curvirostra).


Hembra y cría de cabra montés a 5 minutos de nuestra casa rural


Y otra cabra un poco más equilibrista


Macho de piquituerto en el pinar al noroeste de Lechago

En Gallocanta también tuvimos sorpresas interesantes, con un montón de tarros blancos / Common Shelduck (Tadorna tadorna), especie frecuente en la laguna pero no en estos números, otro montón de flamencos / Flamingo (Phoenicopterus roseus), si bien estos últimos resultaban difíciles de fotografiar debido a la gran reverberación que se generaba en cuanto calentaba un poco el sol.


Un de los múltiples grupos de tarros blancos
rodeados de otras anátidas


Parte del bando de flamencos rosados


Flamencos reverberantes

 Y como no podía ser de otro modo, tuvimos una auténtica sobredosis de grullas, entre las que paseaban varios rebaños de corzos / Roe Deer (Capreolus capreolus)!


Difícil captar la sensación de miles de grullas entrando a la laguna



Grullas y corzos juntos pero no revueltos

 

Vamos, que tras unos cuantos años sin pasar por Gallocanta, nos la encontramos más potente que nunca! Un sitio super especial y muy recomendable para una escapada bichera en familia!




lunes, 14 de febrero de 2022

Las cabras montesas del secarral / The Iberian Wild Goats of the dry land


La cabra montés / Iberian Wild Goat (Capra pyrenaica) es uno de los iconos de nuestra fauna. Endemismo de la península ibérica, inicialmente contaba con 4 subespecies reconocidas; C. pyrenaica hispanica, C. pyrenaica victoriae, Capra pyrenaica lusitanica y C. pyrenaica pyrenaica, pero la presión cinegética, la pérdida de hábitat y la acción de enfermedades como la sarna sarcóptica mermaron sus poblaciones a lo largo del siglo XX hasta la total extinción de las dos últimas (Pérez et al., 2002; Torres et al., 2017).  Sin embargo, las traslocaciones con fines cinegéticos unidas al progresivo abandono rural y la matorralización de las zonas agrícolas menos productivas han hecho que esta especie haya experimentado un gran incremento en su área de distribución durante las últimas décadas (Acevedo & Cassinello,2009; Lucas et al., 2016). 



Grupo de hembras de cabra montés justo al amanecer


Grupo de hembras y jóvenes machos en un pequeño cortado


Mismo grupo


Y otros miembros del mismo grupo



En esta expansión, ha llegado a ocupar hábitats que, tradicionalmente, no eran considerados adecuados para la especie, como los secarrales rabiosos del valle medio del Ebro (Lucas et al., 2016). 


Cabra corriendo por el secarral


Mismo ejemplar cruzando un labrado


Gracias a esto, hoy es posible disfrutar de la observación de esta especie a pocos minutos de la ciudad de Zaragoza, lo que supone un auténtico chollo para mí, que puedo aprovechar las visitas a la familia de mi moza para escaparme un rato a cabrear y volver para la hora del desayuno con unos cruasanes y unos garrotes de chocolate!


Qué majas son estas montesas esteparias!

 

Acevedo, P. and Cassinello, J. (2009). Biology, ecology and status of Iberian ibex Capra pyrenaica: a critical review and research prospectus. Mammal Review, 39:17-32.


Lucas, P.M., Herrero, J., Fernández-Arberas, O., Prada, C., García-Serrano, A., Saiz, H. and Alados, C.L. (2016). Modelling the habitat of a wild ungulate in a semi-arid Mediterranean environment in southwestern Europe: Small cliffs are key predictors of the presence of Iberian wild goat. Journal of Arid Environments 129: 56e63


Pérez, J.M., Granados, J.E., Soriger, R.C. Fandos, P., Marquez, F.J. and Crampe, J.P. (2002). Distribution, status and conservation problems of the Spanish ibex, Capra pyrenaica (Mammalia: Artiodactyla). Mammal Review, 32: 26-39


Torres, R., Carvalho, J. Serrano, E., Helmer, W., Acevedo, P. and Fonseca, C. (2017).  Favourableness and connectivity of a Western Iberian landscape for the reintroduction of the iconic Iberian ibex Capra pyrenaica. Oryx,51: 709 - 717



sábado, 5 de febrero de 2022

Censo de grullas invernantes en las Cinco Villas, plantaciones industriales de frutales, parques eólicos...mal futuro / Census of wintering cranes in the Cinco Villas, industrial fruit plantations, wind turbine project...bad future

 

Como cada invierno desde 2014, un grupete de pajareros valientes nos hemos animado a censar las grullas que pasan el invierno en el entorno de Ejea y otros pueblos de las Cinco Villas. En esta zona, las grullas no suelen concentrarse en las lagunas para pasar la noche, sino que lo hacen en los rastrojos de arroz o maíz o en los campos de alfalfa, por lo que la ubicación exacta de los dormideros varía de un año a otro. Aun así, suelen mantener cinco zonas calientes; Buena Vista, Sopeña, Turruquel-Arana, Valareña-Sabinar y arroces de Dos Reinos, a las que en ocasiones se suma el embalse de Malvecino.



Grullas en el último revuelo justo antes del anochecer


Bando de grullas en el típico rastrojo de arroz donde duermen en Cinco Villas

A los problemas de molestias que veníamos registrando en años anteriores con personajes espantándolas justo antes del anochecer con quads, tractores e incluso parapentes con motor, se han sumado ahora las plantaciones masivas de frutales que se han llevado a cabo en Sopeña, inhabilitando esta zona como dormidero y lo que es todavía más preocupante, el mar de parques eólicos proyectados para esta zona que, de llegar a instalarse, se cobraran sin duda la vida de un buen montón de grullas.

 

Joven Cinco Villés levantando las grullas con su Quad


Otro aventurero haciendo lo propio con su parapente

 

Imagen de los miles de frutales plantados en el antiguo dormidero de Sopeña


Y la guinda del pastel, parques eólicos proyectados (en azul) en el entorno
de los dormideros (en rojo)

Aun con este desalentador futuro, nosotros no tiramos la toalla y seguimos volviendo fielmente a los mismos puntos en diciembre y enero para pasar frío mientras controlamos unos miles de grullas, concretamente 15.000 en diciembre y 9.000 en enero. Ahí es nada! 




Este año además, he contado con la inestimable colaboración de mi hijo pequeño Marco, que se ha animado a acompañarme los dos días. Ojalá estos malos pronósticos se queden en nada y mis hijos puedan volver a disfrutar del espectáculo de las grullas muchos años!

Mi hijo Marco buscando la nueva ubicación del dormidero de Sopeña
desde los altos de Laverné

Y fotografiando las grullas de los rastrojos junto al camino


Y aquí una de las fotos de Marco