martes, 11 de diciembre de 2018

Los aerogeneradores también matan cernícalos, el caso de M11853 / The Wind Turbines also kill Kestrels, the case of M11853

La semana pasada, nuestro amigo José Mari nos mandó las fotografías de uno de nuestros cernícalos que había encontrado muerto en un parque eólico de Peralta. Como cerca del este pueblo tenemos unas cuantas cajas nido para Cernícalo Vulgar de las que el Gobierno de Navarra viene colocando dentro del plan de control biológico del topillo, cuando encontró este pájaro a menos de un kilómetro de uno de los nidales, todos pensamos que se trataría de uno de estos ejemplares. En el anillamiento de los pollos de estas cajas suele echarnos una mano la familia de José Mari, por lo que estos cernícalos son también un poco suyos. 


Marco, mi hijo pequeño, y Lucia, la hija de José Mari, anillando cernícalos

José Mari y yo revisando uno de los nidales

Sin embargo, cuando revisé los datos de la anilla pudimos comprobar como el cernícalo M11853 con anilla amarilla BOH era en realidad un ejemplar anillado como pollo en otro de nuestros nidales en Tudela 20 de Junio de 2016. Se trataba por tanto de un ejemplar en su tercer año de vida.

Restos del cernicalo

Detalle de la anilla metálica

Cadaver con los molinos al fondo


Nidal donde fue anillado como pollo M11853, cerca de Tudela

En estos años no habíamos tenido noticias suyas, pero por lo que parece, se había desplazado 40 km al noroeste de donde nació. Una pena que su primer registro haya sido el de su muerte en los molinos. Es de sobra conocido el impacto de los parques eólicos en las rapaces (ver p.e. la revisión de Watson et al. 2018) y los cernícalos vulgares no son una excepción, si no más bien al contrario, ya que, por ser una de las rapaces más abundantes, son también una de las especies más frecuentemente fallecen en este tipo de estructuras (Grunkorn et al. 2016). Aun con todo, que sea frecuente no implica que no sea una faena y que de mucha pena. Cuanto mejor habría sido encontrárnoslo sacando adelante cuatro o cinco pollos en uno de nuestros nidales!


Grunkorn, T., Blew, J., Coppack, J., Kruger, O., Nehls, G., Potiek, A., Reichenbach, M., Von Ro, J., Timmermann, H. and Weitekam, S. (2016). Prognosis and assessment of bird collision risks at wind turbines in northern Germany (PROGRESS). Final report commissioned by the Federal Ministry for Economic Affairs and Energy in the framework of the energy research programme of the federal government. Reference number FKZ
0325300A-D. Husum, Germany.

Watson, R.T., Kolar, P.K., Ferrer, M., Nygard, T., Johnston, N., Hunt, W.G., Smit-Robinson, H.A., Farmer, C.J., Huso, M.  and Katzner, T.E. (2018). Raptor Interactions With Wind Energy: Case Studies From Around the World. Journal of Raptor Research, 52:1-18

martes, 4 de diciembre de 2018

Estación de Monitorización de Aves Invernantes (EMAIN) / Wintering Birds Monitoring Station.


Generalmente, solemos considerar “nuestras” las especies que se reproducen en nuestra región pero no las que la usan para pasar el invierno. Esto hace que, a menudo, demos mucha más importancia al seguimiento de la reproducción que a la invernada. Sin embargo, muchas de las reproductoras llegan en Abril y se van en Agosto, de manera que están con nosotros apenas 5 meses, mientras que la mayoría de nuestras invernantes llegan a mediados de Octubre y se van a mediados de Marzo, por lo que estarían pasando casi medio año con nosotros. Además, la Península Ibérica concentra durante el invierno una porción muy importante de la comunidad de aves de Europa Occidental (Carrascal and Díaz, 2006; Tellería et al 2008; Carrascal and Palomino, 2012), lo que hace especialmente necesario la monitorización de las aves que invernan en nuestras latitudes.


Tarabilla en un día de helada

Ante esta situación, desde la Sociedad de Ciencias Aranzadi se ha decidido comenzar con un proyecto de seguimiento a largo plazo mediante Estaciones de Esfuerzo Constante (EEC, en inglés, Constant Effort Sites,CES) durante el invierno. Este programa, que se ha  denominado EMAIN, busca obtener información estandarizada y comparable acerca de: 
- El tamaño de la población.
- La estructura de la población según clases de edad y sexo.
- La supervivencia.
Nosotros nos hemos animado a participar montando una estación EMAIN en el entorno de los carrizales de las Nekeas, punto importante para la invernada de escribanos y en los que Aranzadi ya ha realizado trabajos con metodología similar anteriormente (Arizaga et al 2007).
Uno de los carrizales del entorno

Escribano palustre, una de las especies estrella de nuestra EMAIN

Uno de los primeros Trigueros 

Uno de los primeros Escribanos palustres


Y en esas estamos, empezando con un nuevo proyecto que seguro nos dará grandes sorpresas. Ojalá sean buenas!


Arizaga, J., Alonso, D., Mendiburu, A., Vilches, A. (2007). Winter roosts of Yellowhammers Emberiza citrinella in Northern Iberia: population dynamics and biometry. Revista Catalana d´Ornitologia, 23: 18-26.
Carrascal, L.M. and Díaz, L. (2006) Winter bird distribution in abiotic and habitat structural gradients: a case study with Mediterranean montane oakwoods. Ecoscience, 13, 100–110.
Carrascal, L.M. and Palomino, D. (2012). Variación geográfica de la riqueza de especies invernantes en la peninsula Ibérica. Estacionalidad y determinación ambiental. En, SEO/Birdlife: Atlas de las aves en invierno en España 2007-2010, pp 36-47. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente-SEO/Birdlife. Madrid.
Tellería, J.L., Ramírez, A., Galarza, A., Carbonell, R., Pérez-Tris, J. and Santos, T. (2008). Do migratory pathways affect the regional abundnace of wintering birds?. A test in northern Spain. Juornal of Biogeography, 36: 220-229.

martes, 27 de noviembre de 2018

Diciembre, tiempo de búhos / December, Owls time


Tras la finalización del seguimiento de la migración postnupcial el 15 de Noviembre, toca prepararse para la invernada de los búhos.
A pesar de que solemos pensar en las rapaces nocturnas como especies sedentarias que se desplazan poco de su territorio, la realidad a menudo es otra, y especies como el Búho Campestre / Short-eared Owl (Asio flammeus) o el Búho Chico / Long-eared Owl (Asio otus) realizan verdaderas migraciones (Calladine et al., 2012; Michalonek et al., 2005). 
Con el caso de la Lechuza Blanca / Barn Owl (Tyto alba), la cosa no está tan clara, con pocos trabajos publicados y la mayoría de ellos llevados a cabo en Estados Unidos (Stewart, 1952; Burther, 2010). Como nosotros estamos desarrollando un proyecto de seguimiento de la Lechuza Blanca como controladora de los picos de Topillo Mediterráneo / Mediterranea Pine Vole (Microtus duodecimcostatus) y Campesino / Common Vole (M. arvalis), nos resulta muy interesante saber si las lechuzas que se reproducen en nuestros nidales se quedan todo el año en el territorio o si por el contrario se desplazan, dejando su hueco a otras que vengan de latitudes más septentrionales, por lo que nos hemos animado a hacer un seguimiento de la invernada de Lechuzas en nuestra zona.
Así que, llegada la segunda quincena de Diciembre, comenzamos con las capturas. 
Aunque los números son muy bajos, y son frecuentes los muestreos de cero, estas especies tienen un punto especial, y la posibilidad de manejar uno de estos pájaros compensa de sobra el frío y la espera.

Hembra adulta de Lechuza Blanca

Fotografiando el ala de una lechuza para tratar de ver límites de muda. Difícil!

Además hay noches en las que se alinean los astros y en pocas horas capturamos varios ejemplares, haciendo que lleguemos a casa o al trabajo con una sonrisa de oreja a oreja.
Y el premio extra es ya cuando, accidentalmente, capturamos ejemplares de otras especies como el Búho Chico, el Búho Campestre o incluso el Búho Real / Eagle Owl (Bubo bubo)  que aportan el punto exótico.

Búho chico
Dos generaciones de plumas en una ala de Búho chico.

Búho campestre
Dos generaciones de plumas en Búho campestre
Búho Real
  
Y en esas estamos ahora, buscando datos que arrojen luz sobre el comportamiento migratorio de nuestras lechuzas y, de paso, disfrutando de noches rasas sin viento ni luna pero con lechuzos y amigos!

 
Alberto Artázcoz y yo con uno de los primeros Búhos chicos

David Arranz con su primer campestre

Lander Goñi y yo con un doblete de búho y lechuzo!

Jesús Mari Lekuona con una Lechuza falcesina

Pablo "El Becario" con una lechuza lerinesa


Calladine, J., Du Freu, C. and Du Freu, R. (2012). Changing migration patterns of the Short-eared Owl Asio flammeus in Europe: an analysis of ringing recoveries. Journal of Ornithology, 153: 691-698.
Michalonek, D., Busse, W. and Lasecki, R. (2005). Age structure of the Long-eared Owl (Asio otus) migration at Bukowo-Kopan Station (southern Baltic coast) in autumns 1996-2003.The Ring, 27: 145-157.
Burtner, A. (2010). Conservation potential of Barn Owls (Tyto alba) in Pensylvania. TFM, Duke University.

Stewart, P. A. (1952). Dispersal, breeding behavior and longevity of banded barn owls in North America. The Auk: A Quarterly Journal of Ornithology 69(3): 227-245

martes, 20 de noviembre de 2018

La Estación de Anillamiento Andión-Mendigorría, resultados de la primera temporada de migración postnupcial. Andion-Mendigorria ringing Station, results of the first post breeding migration season.


Cuando las aves de Europa occidental cruzan el Pirineo en su migración hacia África, optan en gran medida por hacerlo por el sector occidental, de menor altitud y muy próximo a la costa del Golfo de Bizkaia. Una vez atravesada esta barrera, algunas bajan por el valle del Ebro hacia el Mediterráneo, otras cruzan la meseta castellana...y para ello muchas de ellas cruzan los cielos navarros.
La estación de anillamiento de Andión-Mendigorría se encuentra en este cruce de caminos, por lo que tiene un gran interés en el seguimiento de la migración postnupcial de las aves de Europa occidental.

Estación de anillamiento de Andión Mendigorría en las rutas migratorias
de Europa occidental

Situada en un alto a escasos metros del río Arga a su paso por Mendigorría, está cubierta por una repoblación de Pino carrasco (Pinus halepensis) en la ladera que desciende hasta el soto del Arga, una maquia laxa de Enebros (Juniperus communis) y Escaramujos (Rosa micrantha) en la caída hacia el barranco de la Pedrera y una parte alta plana cubierta por Pacharanes (Prunus spinosa), Olivos (Olea europaea) y una masa arbolada heterogénea de Arces (Acer monspessulanum), Quejigos (Quercus faginea), Encinas (Quercus ilex), Nogales (Junglas regia), Cerezos (Prunus avium), Cipreses (Cupresus spp)....fruto de las múltiples plantaciones llevadas a cabo por los vecinos de Mendigorría.
Se trata de un lugar muy conocido y valorado tanto por la gente del pueblo como por una gran parte de los Navarros. Este hecho se debe en gran medida a la existencia de las ruinas romanas de Andelos, que mantiene los restos de una importante red de abastecimiento de agua del siglo I d.c. muy bien conservada, lo que lo dota de gran interes para los historiadores (http://www.mendigorria.eus/andelos-ciudad-romana/). Junto a esta villa romana se encuentra la ermita de nuestra señora de Andión, construída en el siglo XIII y a la que la gente de Mendigorría acude asiduamente en sus paseos y en romería el 1 de Mayo. Además de la ermita propiamente dicha, hay un edificio adyacente utilizado como albergue, un merendero con mesas y barbacoas.

Ermita de Andión

Pues bien, el caso es que desde hace ya 12 años estoy viviendo en Mendigorría y este año me he decidido por fin a montar una estación de anillamiento en este sitio. El primer proyecto que estamos desarrollando en la misma es el seguimiento comparado de la migración postnupcial de la Curruca Capirotada / Blackcap (Sylvia atricapilla), el Zorzal Común / Song Thrush, (Turdus philomelos) y la Alondra / Skylark (Alauda arvensis). Desde el 15 de Agosto hasta el 15 de Noviembre hemos estado muestreando una o dos veces por semana, durante las 2 horas previas al amanecer con 48 m de red para las currucas y zorzales colocadas en la zona de matorral y otros 48 m colocados en tándem paralelos de 24 m en un pastizal entre campos de cultivo para las alondras.




En total hemos realizado 21 jornadas de anillamiento y hemos procesado 1107 aves, de 37 especies diferentes, como se resume en la siguiente tabla:


Resulta muy interesante el hecho de haber podido capturar 6 especies de currucas, incluyendo algunas muy mediterráneas como la Curruca Mirlona / Western Orphean Warbler (Sylvia hortensis) o la Curruca Carrasqueña / Subalpine Warbler (Sylvia cantillans) que son muy poco anilladas en Navarra.

Primera Curruca Mirlona capturada en Andión

Mirlona y carrasqueña, la más grande y la más pequeñas

Macho de Curruca Cabecinegra

Y como no podía ser de otra manera, hemos recapturado algunos ejemplares anillados, una Curruca Mosquitera de Holanda (B688799 ARNHEM-VT HOLLAND), una Curruca Capirotada de Bélgica (14715756 MUSEUM SC NAT 1000 BRUSSELS) y un Carricero Común francés (8481298 MUSEUM PARIS).

Recaptura de capirotada Belga

Recaptura de Mosquitera Holandesa

Y todo esto con la inestimable colaboración de un montón de amigos!

Txeli

Alberto

Eider

David

Pedro

Y ahora a continuar con nuevos proyectos; de invernada, nidales para insectívoros, migración de rapaces nocturnas...quien sabe!






lunes, 12 de noviembre de 2018

Diferencias biométricas entre los Zorzales reproductores e invernantes en su límite de distribución. / Biometric differentiation of breeding and non-breeding Song Thrushes at the southwestern limit of their distributional range.


Cuando hace unos años los cazadores de Navarra me aseguraban que en las malvices (nombre local para los zorzales comunes), se distinguían los machos de las hembras porque los primeros tenían el pico más gordo, pensé que merecía la pena dedicar cierto esfuerzo a comprobarlo. Bastó realizar la necropsia a unos pocos zorzales de los que habían cazado para comprobar que no era cierto, pero lo que sí que estaba claro era que había gran diferencia entre unos zorzales y otros en cuanto a morfología del pico.

 
Zorzal "picofino" del norte y "picogordo" del sur
 
A raíz de esta idea comencé a registrar sistemáticamente la biometría del pico de los zorzales que anillaba, tanto en primavera como en otoño e invierno y comenzó a aclararse el dilema. Hoy, cuatro años más tarde del inicio de este proyecto de estudio biométrico, acabamos de publicar los resultados del mismo en Ringing and Migration  (https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/03078698.2018.1525196?journalCode=tram20 ).
En esta nota breve describimos como los zorzales que se reproducen en Navarra, límite sur de distribución de la especie como reproductora, tienen los picos significativamente más anchos y altos que los invernantes. Esta diferencia podría estar relacionada con una dieta más frugívora de los zorzales del sur y más insectívora en los del norte, teoría que trataremos de confirmar o demostrar analizando los isótopos de las plumas, pero que de momento es tan sólo una de las posibles explicaciones.

Frutos del Escaramujo

Frutos del Enebro

Sarda de Escaramujos, Enebros y Sabinas, todos con frutos ideales para los zorzales

También estaría bien comprobar si esta adaptación morfológica se ve reflejada en diferencias genéticas, por lo que sería interesante tratar de hacer algún tipo de análisis genético de ambas poblaciones de zorzales.


En fin, que sacas un resultado pero te aparecen cincuenta frentes nuevos! Y lo que nos gusta que así sea!

martes, 23 de octubre de 2018

Las alondras ya están aquí! / Skylark are here!

Tras las Currucas capirotadas / Blackcap (Sylvia atricapilla) y los Zorzales comunes / Song thrush (Turdus philomelos), llega la entrada de las Alondras / Skylark (Alauda arvensis). Aunque cada especie tiene su punto, a las Alondras las espero con más ganas que ninguna. 


Alondra en la red al punto del amanecer

El hecho de que no sean tan fijas ni predecibles como el resto, con días de muchas capturas precedidos y seguidos de roscos totales, hace que cuando pillas un día de paso lo disfrutes el doble. Esta semana pasada he tenido uno  de esos días. Tras acostar a los hijos, me subí a Andión a montar las dos líneas paralelas de 24 metros de red con las que le meto mano a esta especie, conecté el reclamo y me alejé para montar los 48 metros de redes para zorzales. Media hora más tarde, tenía montado el tinglado de las malvices y pasé a revisar las alondras, sin demasiados nervios tieniendo en cuenta los ceros de los días anteriores, y disfrutando de los Sapos corredores / Natterjack toad (Epidalea calamita) y los Tritones jaspeados / Marbled newt (Triturus marmoratus) que aprovecahaban la humedad y temperatura de estas noches tras el fuerte estío que han tenido.



Sapo corredor activo en octubre

Hembra de Tritón jaspeado activa en la noche cálida y húmeda

Cuando me encontré 9 pájaros en las redes me dio un vuelco el corazón! Por fin estaban aquí! Tras cenar algo rápido seguí otra hora más, sumando otras 14 alondras antes de cerrar las redes para echar una cabezada.


Primera alondra de la temporada

Detalle de la uña posterior

Justo antes de dormir me llamó mi compañera Vanesa para anunciarme que a la mañana siguiente teníamos un tema de trabajo que teníamos que solucionar antes de las 9 de la mañana, por lo que me quedé sin poder abrir las redes para los zorzales, que suelen caer en masa con la ralla del amanecer. A lo que no renuncié fue al muestreo de alondras, que siempre son más nocturnas y no estamos para perder un día de migración de este bicho tan elegante!



A las 6:30 se me sumó el amigo David Arranz y juntos procesamos otras 24 Alondras. Mientras traginabamos estos pájaros, yo no dejaba de renegar por no poder muestrear zorzales, que se escuchaban migrando constantemente, pero el trabajo es lo primero y cuando no puede ser no puede ser, así que mejor disfrutar de las alondras y un amanecer rojo con cielo raso y sin gota de viento

David tomando biometrías en la noche

Y con eso terminamos la noche, 23 de anochecida y 24 de amanecer, primer noche disfrutando de estos aláudidos migratorios. Ojalá el viento nos permita tener más noches de capturas en migración!